domingo, 10 de junio de 2012

CAPILEIRA-MULHACEN

Salíamos el sábado a primera hora dirección Granada, para llegar sobre las 13:00 horas y comer algo previo a la salida. Tres grupos con tres ideas similares, encumbrar el Mulhacen si bien cada grupo con un ambiente. Sobre las 15:00 me bajaba del coche poco pasado el pueblo de Capileira dirección a la casa forestal que hay en el área recreativa, tomando la parte izquierda de la casa encontramos las sendas muy bien marcadas que llevan por el bosque dirección al cortafuegos.

Foto 1. Camino por el bosque de la casa forestal


Buen terreno y un clima fantástico me va llevando dirección al refugio de Poqueira donde haremos noche, y que dejo a la izquierda tomando una pista más ancha. Este nuevo terreno se hace más pesado y se prolonga unos 8 km hasta el Vivac que hay en el paso de la Caldera a los pies del Mulhacen. Media vuelta y dehaciendo el camino me dirijo al refugio donde ya esperan el grupo de senderistas y aguardamos a que lleguen los ciclistas. En total han salido 26 km en 3 horas y 15 minutos muy pero que muy divertidas.

Foto 2. Los 5 senderistas poco después de salir


El domingo amanece pronto y poco pasadas las 07:00 ya estoy dando buena cuenta del desayuno. Preparo la mochila con todo lo necesario y una hora más tarde salgo dirección al paso de la caldera en el punto en que lo dejé el día anterior, para continuar por un desfiladero que me deja muy cerca de un todavía nevado Veleta.

Foto 3. Vistas del Veleta desde el paso de La Caldera


En este punto doy media vuelta con la intención de hacer la ascensión del Mulhacen que encaro cuando llevaba 16 km y algo más de dos horas. Por el camino voy dejando pequeños bloques de nieve que hace pensar que los días siguen siendo frescos aquí arriba.

Foto 4. Nieve en el camino


Los 2 km justos de ascensión son bastante duros desde esta vertiente y la carencia de oxígeno se nota en el aplomo de las piernas y un cansancio asfixiante. Casi 1 hora de ascensión y a 3.400 metros encuentro al grupo de senderistas con mi hermano al frente que me acompaña a inmortalizar el momento.

Foto 5. Vistas desde el punto más alto de la península


Desde aquí, continúo con ellos en el descenso hasta los coches que se prolonga por un periodo de 3 horas más por la cara sureste que es más tendida y más larga que desde las Calderas. Esta vertiente es asequible y se puede rodar casi en su totalidad con la MTB por lo que es otra opción para quien quiera visitar el imponente pico.

En definitiva, un gran fin de semana con experiencias únicas. Han sido en total 9 horas y 15 minutos de pateo de las cuales 6 horas y 15 minutos de carrera y 3 de senderismo para un volumen de más de 55 km en menos de 24 horas. Muy contento y satisfecho del trabajo.

Próxima parada, Spirit Trail. 170 km y un D+ 10.000 metros. ¡Enjoy!

Fuerza y valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada